La Rifa del Tigre


Univision, capítulo cerrado
22 agosto 2007, 6:18 pm
Filed under: De todo como en botica

Es curioso pero cuando vives tus últimas horas en un trabajo es como si no existieras: Ya nadie te copia en los e-mails, no te preguntan si quieres café, ya nadie se ríe siquiera de tus chistes… Ni hablar, ya habrá quien los celebre en un futuro cercano y gente nueva con quien tomar café (total ya ni tomo café).

Hoy es mi último día de trabajo en Univision, trabajé más de 6 años acá aunque tuve un paso fugaz por Televisa el año pasado del que afortunadamente salí bien librado y sin daños colaterales, de hecho mi jefe, Bruno, me rescató de aquel inframundo y me trajo de vuelta a la luz.

Bruno es un tipazo, le estaré agradecido por siempre, es el jefe con el que todos sueñan: Súper alivianado, comprensivo y nada tonto, me quiere un chingo, fue un periodista de esos hardcore; hace apenas pocos años, estuvo en todo el desmadre de la selva chiapaneca y se aventó numeritos muy densos con narcotraficantes, tan densos que casi, casi tuvo que huir del país. Todo, para que ahora lo balconeara yo en un pinche blog.

Durante mi estancia acá tuve experiencias increíbles: Dos Super Bowls, dos Autoshows de Detroit, uno en París, probé montones de autos espectaculares y me di la gran vida en un montón de los mejores hoteles, conocí gente estupenda y otros asquerosos –como todo y como en todo sitio-. Conocí a Martha Zamora, biógrafa de Frida Kahlo, esa sí que fue una experiencia fenomenal y eso que a mí el arte, ni fu ni fa.

¿El peor momento? Clarísimo: Cuando México perdió 2-0 contra Estados Unidos y nos echaron del Mundial 2002, me tocó cubrir ese partido y metí la crónica –literalmente- entre sollozos; fue más terrible aún que el temblor de hace como 4 años, bien manchado, en el piso 12 se siente de la chingada, más si tienes al Angel de la Independencia enfrente, no se nos olvide que un día se vino abajo.

Acá vi al Barcelona ganar la Champions el año pasado, fue tan emotivo y me emocioné tanto que cuando acabó el partido todos fueron a abrazarme en bola como si yo fuera el entrenador… Estuvo increíble. Gracias.

Total, ya saqué mis cosas. El poli –que me vio diario por tanto tiempo- tuvo que revisar la caja que llevaba por obligación, noté un dejo de nostalgia en su mirada, miró dentro de la caja pero apenitas, como diciendo ‘no hay tos, jefe, yo confío en usted’. La señora que vende los chunches va a tener que sacar a sus hijos de la escuela, yo con mi compulsividad compradora, seguro les pagaba la colegiatura.

Mañana todavía vengo. Por mi finiquito y a comer con toda la raza, ellos pagan, seguro vamos a un italiano que está aquí bien cerquita y luego todos de regreso a chambear en lo suyo, total… acá la vida seguirá como si nada…



japi güikend
20 agosto 2007, 2:28 pm
Filed under: De todo como en botica

El fin de semana…

… Perdió el Atlas
…Corrí 10 kilómetros
…Nadé 2
…Conocí a un tipo realmente inspirador
…Bañaron a Barsita y quedó de calendario
…Celebré los goles del Sevilla como nunca
…Me mordió un Doberman (neto)
…Me hice un piercing
…Persiguieron con pistola a mis mejores amigos (neto, también)
…Y le pusieron letra a la rola de ‘El Padrino’
…Y está chida
…Y ojalá la monten, en serio
…Superé otra prueba de fuego, aunque al principio hubo poca tensión
… Felicité de corazón a Alex por el lanzamiento de su disco
…Desenmascaramos a Jessica (hija de su tía)
…Me sentí pariente de Tony Soprano (otra vez)
…Recomendé a una excelente acupunturista
…Me fasciné con la nueva rola del Café Tacvba
…Me volví fan de The Raconteurs
…Puse varias lavadoras
…Y separé la roba blanca de la de color
…Me prometí -de nuevo- comprar pronto una secadora
…Me sigue haciendo soñar el Barça (jueguen o no jueguen)
…Regañé un poquito a Bego por ‘olvidadiza’
…Pero es clarísimo que es por su bien
…Comí más sano que nunca
…Y un poquito de nieve de limón (es que está bien buena)
…Vi un par de churrazos gringos gachos
…Y Mississipi en Llamas que está bien buena también

Y además… descansé un chingo –aunque no sepa hacerlo bien-

Que tengan una semana intensa, por acá pinta así.



Nomás que no me cuquen…
17 agosto 2007, 3:54 pm
Filed under: De todo como en botica

Hay un montón de actitudes nefastas de la gente que no-so-porrrrr-to, pero el día de hoy me convertí en el paladín anti-desconsiderados y llevo disfrutándolo desde que ocurrió.

El gimnasio es, a final de cuentas, un área de recreación ¿no? la inmensa mayoría asistimos porque queremos y la idea es pasarla bien, disfrutar del rato, diríamos. Pero, como todo, hay quienes se lo toman muy en serio, algunos creen que por ser ‘devotos al templo del cuerpo’ merecen más espacio en el vestidor o que uno se apure en la máquina para correr: No señores, todos pagamos lo mismo…¡se chingan aunque estén mamados!

La cosa es que hoy, terminé de hacer ejercicio y llegando al sitio donde estaba mi locker había un güey instaladísimo en todo lo largo de la banca del pasillo, con una maleta gigantesca (hablo de una tipo mochilazo europeo de un mes, neto… y un mes con frío) y sus toallas tendidas a todo lo largo; de hecho un señor de edad (no sé cual pero edad seguro tenía) se tuvo que cambiar de banca para no ‘molestar’ al Charles Atlas de Peralvillo.

Llegué e intenté hacerme chiquito (que es imposible, sea cual sea la intención) y traté de hacerle notar a ‘Ferrigno Región 4’ que no cabía al mostrarme ante sus ojos evidentemente contrariado, la cosa es que el tipo no volteaba y estaba abusando del espacio, así que – con mi diplomacia británica- me referí a él:

-Oye, ¿me das chance por favor?
-(sin voltear a verme) Sorry, yo llego temprano porque ocupo mucho espacio

En ese preciso momento todo se fue al carajo, sentí como un hoyo negro se llevaba todo consigo; pudo haber sido el mismísimo Cassius Clay, pero yo esas no me las trago, tengo la mecha muy corta.
-Pues a mi no me importa si llegaste ayer, maestro, este es mi lugar y vamos a tener que compartirlo
Comencé a echar sus toallas mojadas hacia donde él estaba y entonces el (la neta ni tan mamado) fulano se dignó a voltear quesque retadoramente solo para ver mi cuerpecito (de huesos amplios) y mis tatuajes de dragón gaudiano en su cara.

-Ok, ahorita me quito, pero es que neto, por eso llego temprano
-Sí, carnal y yo pago una millonada para al menos tener un lugar donde ponerme los calzones…. Lo siento.

Sentí una ovación imaginaria de todos los que estaban en el vestidor, estoy segurísimo que todos estaban impresionados de la prepotencia del Van Damme olmeca, que para su enorme desgracia el día de hoy se sacó la Rifa del Tigre. Aunque claro, igual me llevaba la ultra-putiza del día en el hemisferio Norte…. pero eso, nunca lo sabremos. La cosa es que había hecho de héroe, de defensor de los munisválidos, digo… desvalidos.

No soy peleonero, en verdad, todo lo contrario, pero hay situaciones tan mundanamente molestas que uno se convierte en ‘GULP’ ¿se acuerdan? Un fantástico personaje de la Carabina de Ambrosio que se enojaba por cuestiones muy comunes hasta que perdía el control y se convertía en una bizarra versión de Hulk… que maravilla, creo que lo hacía Alejandro Suárez… ¿o Carlos Espejel? Ya decía yo que de chavito si era vaciado…



Sí… odio mi nombre
15 agosto 2007, 12:41 pm
Filed under: De todo como en botica

Algunos amables lectores se habrán percatado que siempre omito mi primer nombre: Carlos. La merititita verdad es que lo odio.

No, no, madre, no es cierto, no sufras, tampoco es que lo odie, simplemente no es de mi entero gusto. La bronca estriba -creo yo- en que sí alguien pega un home run en el Foro Sol o en Fenway Park seguro la pelota le cae a un Carlos o si se tira el vocalista de Café Tacvba al público seguro lo cacha un Carlos, es más, seguro el verdadero nombre del cantante es Carlos (no, no ya sé que se llama Rubén, era broma, no se aloquen). El que se suicida en el metro.. Carlos, seguro.

Está choteado, ni que hablar, pero no estoy seguro de que sea eso lo que me cae gordo, porque hay muuuuchas cosas muuuuy choteadas que me gustan mucho como los huevos revueltos con jamón o las chaparritas (de piña) o los chicharrones que venden afuera del Palacio de Hierro, la ensalada del Kentucky o la naranjada Bonafina (devuélvanla a los cines por piedad).

Es que además hay Carlos súper nefastos… Salinas de Gortari, Trejo, Cuevas (odio el bolero), Espejel (aunque de chavito sí estaba vaciado) Cuauhtémoc Sánchez, Hermosillo; el príncipe de Inglaterra ese que le urge una endodoncia, Carlos Eduardo Rico, Carlos Ponce, Carlos Menem y Arjona, que aunque no se llama Carlos es el más nefasto del mundo.

Carlos Santana es buen lirero pero me cae re gordo por sentirse el Mesías igual que Roberto Carlos en cualquiera de sus presentaciones cantautor o lateral izquierdo.

Los hay chidos también, es verdad: Carlos Vela, Salcido, Puyol (aunque meramente es Carles), Mingus, Chaplin, Barkley aunque en inglés son tocayos chidos y el de Carlito’s Way se llama Carlo Brigante, no Carlos…. Carlos V el chocolate, siempre imitado jamás igualado está muy bueno también.

Total.. Mamá, no es reclamo, me cae que no,  pero no me gusta que me digan Carlos…ni Carlos Millet porque por ahí anda un actor homónimo con infames participaciones en comerciales de Telmex y uno que otro unitario quesque de risa. Millet a secas está suave y distintivo. Se agradece su comprensión y utilización al referirse. Gracias.

Confesión: No solo es Carlos, es ‘Carlos Ernesto’, mi nombre completo ni siquiera cabía en el cuadrito de la lista de la escuela (Carlos Ernesto Millet García Robles… Porque García Robles –además- es compuesto)… pero eso sí es un ultra secreto, por –fa-vorrrrrr guárdenlo por mí y no se lo digan a nadie.



La chamba peyote
13 agosto 2007, 7:44 pm
Filed under: De todo como en botica

Entre las fallas de origen de Ciudad de Blogs y una ajetreada semana pasada, no había podido postear, pero acá estamos de vuelta con la crónica –justamente- de una semana memorable…

Todo comenzó con LA entrevista de chamba, esa chamba que siempre había deseado (bueno, desde que existe, que no es tanto), esa chamba que ‘Me va a cambiar la vida, Bego… te lo juro, me tengo que comprar un saco chido para ir presentable, no puedo ir con mis garras’… Bego me lo regaló y fue el talismán, no hay duda.

Curioso, fui a la entrevista sin conocer el puesto vacante pero cuando supe cual era de viva voz de mi gringa entrevistadora vino la absoluta obsesión: Esa chamba tenía que ser mía, no hay perfil mejor para ella que el mío, así nomás. No hay nadie que la pueda hacer como yo. Claro que del dicho al hecho…

Cabe aclarar que yo no estaba buscando chamba, estaba tranquilo acá, sin embargo este empleo fue como el peyote, fue él quien me encontró a mí…

Cuando le conté a mis significant others sobre la posibilidad de esta chamba, la respuesta fue homogénea, todos eran demasiado optimistas y daban las cosas por hecho:

Bego: ‘Gordo, esa chamba es tuya, ni lo dudes, eres perfecto para ello’ (no estoy gordo eh, soy de huesos amplios)
Alonso: ‘Güey, hay muy poca gente en México con tu perfil, te lo digo de una vez… ve empacando tus cosas’
Abue: ‘Ay mijito, si lo deseas tanto como dices, seguro te lo van a dar’
Ma’: ‘Tienes mucha experiencia en Internet, gordito, va a ser difícil que encuentren a alguien igual’ (repito: hue-sos-am-plios)
Joaco: ‘No jodas, tío, seguro te la dan, te fascina la música y conoces lo último en Internet, eres el mejor… que pena que te vas a ir de aquí’

Tengo que decir que tanta confianza me puso un poco nervioso, dubitativo; más aún cuando escuché el mensaje en mi celular del VP de la empresa que me quería entrevistar… Le llamé de inmediato: ‘¿Puedes el jueves?’, me preguntó… Claro que puedo, podría matar un grizzlie con las manos por este trabajo… no lo dije eh, soooolo lo pensé.

La entrevista fue un éxito, hicimos clic de inmediato y acabamos vacilando, sin embargo hubo un momento siniestro en que cayó el manto negro cuando pronunció las terribles palabras ‘lo único que me preocupa es que….’ Mierda, pensé, que no te preocupe nada que yo estoy hecho para esta chamba… ‘tu puesto actual es muy senior y acá hay que ejecutar mucho’ Ejecutar es mi segundo nombre… Ejecutar Millet, me llamo de hecho…¿no te había dicho?… insisto, yo quiero ejecutar para ustedes, quiero trabajar contigo, carajo, entiendeeee y le di nueve cachetadas (imaginarias, no cacheteen nunca al entrevistador por más desesperados que estén, es una mala estrategia).

Total… todo terminó en un cordial ‘bueno, en cuanto tomemos una decisión les vamos a avisar’ ¿Les?..¿leeessss?… Uff… ¿serán muchos candidatos?… seguro a estas alturas de la selección hay pura elite del Internet del país… que nervios, nunca había peleado un puesto con nadie, todo en mi carrera había sido fortuito y una cosa tras de otra. Eso sí, jamás perdí la confianza durante las exactas tres horas con cuarenta y seis minutos de espera….

-Bueno, ¿Carlos?
-Si (no-me-di-gas-car-los)
-Hola, habla Víctor… hablo para hacerte una pregunta
-Claro Víctor, dime…
-¿Quieres trabajar con nosotros?
-… Más que ninguna otra cosa en este momento
-Pues nosotros también, así que bienvenido a Myspace, eres nuestro Content Manager.

Tengo que decir que nunca había deseado tanto un trabajo, despacharé en Mazarik así que podré seguir yendo a comer con mi abue casi caminando y llegar rápido desde y hasta mi condesero hogar sin importar el horario… Todo bien, solo estoy esperando este nuevo comienzo que tanta falta me hacía….

Pronto sabrán de mí.