La Rifa del Tigre


Vuelvo por mis fueros

El día de hoy, gracias a la insistencia súper chida de mi carnal Gabriel y a una presencia inspiradora mágica y verdaderamente inesperada (musa, le llamarían los antiguos) comienzo con este propósito de año nuevo que me hice con verdadera seriedad: Revivir este espacio bloguero que tanta falta me hace como desahogo y terapia ocupacional.

 Muchas cosas han pasado desde mi último post… 4 meses para empezar y mi vida también ha pasado por varios cambios significativos, pero más allá de enlistarlos como suelo hacer aburridamente, prefiero dejarlo a la imaginación de los amables lectores y enfocarme a hablar en concreto y sin escalas de uno de mis temas favoritos: ‘Personajes de la tele que deberían morir el día de hoy’:

1.- Fher de Maná: Ni siquiera voy a gastar caracteres en este individuo, debe morir y punto. Sufrir si se puede en el purgatorio.

2.- Ricardo Arjona: El pseudo Serrat centroamericano merece la muerte por pretencioso y por escribir rolas con frases como ‘…eran las tres con cuarenta circulaba en reforma, me dijo me-lla-mo-Nor-ma’ No, no, no… es que nomás no.

3.- Jorge Ortiz de Pinedo: Asesino absoluto del buen humor mexicano en TV… El Doctor Candido Pérez mostró que bastaba un tropezón para que la raza se divirtiera y ahora lleva 15 años con la misma fórmula. Bueno, por eso y por su infame ‘vuelta, vuelta, vuelta’ ahora 100% institucionalizado.

4.- Patricia Chapoy/Daniel Bisogno/Origel: A la hoguera estos personajes sin escalas, su chamba es hacer leña del árbol caído pero no les gusta que se metan con ellos; daría 5 años de mi vida porque este múltiple asesinato lo cometiera el singular y bien madreado Fabiruchis.

5.- Adal Ramones: Lo sé, esta es una complacencia popular. Curioso como medio México odia a este personaje y sin embargo duró años y años berreando sandeces todas las semanas… ¿De dónde salió este bodrio y porqué diablos lo consideran algunos ‘talentoso’? Me lo pregunto cada vez que veo su horrenda cara en televisión.

Bonus track: Bono: Recién ingresado a la lista del odio. Bono se cree una especie de Mesías moderno que busca evangelizarnos a todos. Qué tiempos aquellos de Sunday Bloody Sunday de rock y chaleco de piel. Ahora se arrastra por el escenario hablando de igualdad de credos con una banda llena de iconos religiosos… ¿de qué me perdí?

Menciones honoríficas: Talina Fernández, Paulina Rubio, Paco Stanley… mmm… ¿Dije Paco Stanley en voz alta?

Anuncios